¿Cómo puedo acercarme más a Dios?

Joven cristiano

Autor:

Esta semana hacemos una pausa en nuestra serie Winning with money para entrar en una pregunta que nos llegó de una amiga de BE desde Perú: ¿Cómo puedo acercarme más a Dios?. Ya sea que lleves 10 años acercándote a Él o sea la primera vez que estés buscando hacerlo, siempre hay momentos en nuestra vida que literalmente no sabemos qué hacer para tener una relación más cercana con Dios. Hoy traemos tres consejos prácticos para hacerlo. Tal vez a algunos les puedan parecer muy básicos pero, siempre es bueno volver a lo básico.

Una de las primeras cosas que es importante que dejemos en claro al responder esta pregunta es que Dios es un Dios cercano que quiere estar cercano a nosotros y que nos busca porque quiere que cada día lo conozcamos más. De hecho, el acto de hacerse hombre por nosotros es una muestra de su intención de buscar tener esa relación que, a veces hemos creído de forma equivocada, necesita de cientos de sacrificios de nuestra parte, para hoy conocer la verdad que Jesús ya hizo el único sacrificio necesario, una vez y para siempre (Hebreos 7). Así que, hoy arrancamos rompiendo todo engaño que nos ha mantenido alejados de Dios al saber que Él nos está buscando y esperando todos los días sin importar lo que haya pasado antes en nuestras vidas.

3 consejos prácticos y básicos

Con todo claro, hoy te queremos dar tres consejos prácticos y básicos para acercarte más a Dios, sabiendo ahora que Él ya está cerca nuestro.

1. Ora, aunque parezca difícil

Orar es en realidad es más sencillo de lo que parece. Nos han querido vender la idea de que orar es algo complicado o aburrido o que es algo místico o religioso, pero la verdad es que orar no es nada de eso sino que es una conversación sincera con Dios, una conversación que puede ser sencilla, abierta, relajada y continua. La oración es la única vía de comunicación directa con Dios y ¡Hay que disfrutarla! Con él puedes desahogarte, preguntar, agradecer, contarle luchas, pedir ayuda y poner en sus manos tus sueños, ¡orar es lo máximo! Comienza a pasar tiempos sencillos pero íntimos, vas a ver que con el tiempo va a ser cada vez más fácil y emocionante.

Muchas veces pensamos que orar todos los días es un acto religioso para que nos vaya bien ese día y sentirnos en paz con que hemos cumplido con un requisito de nuestro caminar diario, pero verdad es que orar no es algo que yo hago sino algo que yo vivo. La oración es algo tan sencillo y poderoso que no deberíamos limitarlo a algo que hacemos en algún momento del día sino que deberíamos vivirla en nuestro día a día ¿Cómo hacerlo algo que vivo? Lo primero es aclarar que sí es importante tener un tiempo exclusivo para hablar con Dios en el día, un momento que apartes para estar con Él de forma íntima y descomplicada. De ahí va a ser más fácil comenzar a vivir el resto del día preguntándole decisiones que tengas que tomar en tu día a día, desahogarte de las situaciones que vayas viviendo y poniendo en sus manos cada situación que tengas que enfrentar. Es que Dios está siempre con nosotros, su Espíritu Santo vive en nosotros lo que hace más fácil vivir la oración que simplemente hacerla.

2. Lee la Biblia y encuentra nueva música

Acercarse a Dios no es nada religioso, recuerda que Él quiere un relación con nosotros. Una de las cosas que nos enseña es que debemos cuidar lo que entra a nuestro corazón y a nuestra mente. Por eso, para acercarse más a Dios es importante conocerlo leyendo su Palabra y cuidando lo que escuchas, ves y lees.

Una de las cosas que vas a escuchar sobre leer la Biblia es que es tedioso, aburrido o que es leer un libro que fue escrito hace siglos nada de lo que dice aplica para nuestra sociedad hoy en día. Pero la verdad es que la Biblia es el libro más práctico, actual y poderoso que puedes encontrar, es la Verdad que nos muestra el camino, a través de ella Dios nos enseña, anima y confronta. Podríamos entrar en temas académicos sobre su línea literaria a pesar de tener varios autores en diferentes épocas, culturas y geografías; podríamos discutir sobre si ha sido o no alterada; o podríamos entras en temas polémicos sobre si es o no la Palabra de Dios. Pero no lo vamos a hacer porque tendríamos que hacer una serie completa sobre estos temas.

Lo que sí podemos hacer es hablar sobre la aplicación que tiene y sobre los buenos consejos que puedes encontrar en ella. Recuerdo una persona que buscando consejo leyó una porción de la Biblia, al terminar subió su mirada y me dijo: «¿cuándo escribieron esto? ¿La semana pasada? Dice todo lo que me está pasado a mí hoy«. ¡Wow! Fue un momento que me marcó y me dejó reafirmar lo increíble que es leer la Biblia. Al final, esta persona comenzó a tomar buenas decisiones y salió de varias situaciones duras que estaba atravesando.

De otro lado está la música que escuchas. Sin duda la música que escuchas influye mucho en tus pensamientos y emociones, y por lo tanto, también en lo que hablas y haces. Y si partimos que nuestra relación con Dios es una relación diaria y constante, no de unos minutos en algunos momentos del día (porque Él está con nosotros siempre), entonces la música que escuchamos es definitivamente influyente en nuestra relación con Dios. Si queremos acercarnos más a Dios debemos escoger bien la música que escuchas. Cuidado, no estamos hablando de géneros ni ritmos sino del contenido. Hay que cuidarnos de letras depresivas, vengativas o que nos hagan volar la imaginación con escenas sexuales.

Ahora, como no estamos hablando de ritmos, podemos encontrar canciones que están increíbles de grupos como Toby Mac, Hillsong Young & Free, La reforma (aleluya party), Lecrae, Living, Un corazón, Redimi2, Evan Craft, Enroca, NxtWave, Tori Kelly, for KING & COUNTRY  y seguro vas a ir encontrando otros más. Buena música hay de todos los géneros.

3. Busca amigos que te acerquen a Dios

Acercarse a Dios sin acercarse a su cuerpo es imposible. Déjame explicar un poco más. La Iglesia bíblicamente no es una organización o edificio sino la reunión de las personas que siguen a Jesús. Todos nosotros. Y esta reunión de personas es el cuerpo de Cristo. Por eso, cuando intentamos vivir una relación con Dios pero lo hacemos sin rodearnos de personas que también lo sigan, entonces somos como un dedo de la mano que ha sido cortado y que quisiera sobrevivir sin unirse nuevamente a la mano. Además, es normal que termines haciendo los planes de los amigos que tienes. Estadísticas muestran que nos terminamos pareciendo a las 5 personas más cercanas. Así que, es importante rodearte de personas que te inspiren y hagan crecer en todos los campos, y si tú quieres acercarte a Dios, una de las características de tus amigos más cercanos debería ser que estén apasionados por seguir a Jesús.

Ahora bien, tal vez pensarás que es imposible dejar los amigos que hoy tienes. Y eso está bien. Pero es importante comenzar a ver cuánto tiempo y qué temas compartirás con tus amigos. Y la pregunta que siempre viene es dónde voy a encontrar esos nuevos amigos.

El mejor lugar para encontrarlos es en una iglesia. Siempre que pensamos en eso creemos que allá sólo encontraremos personas aburridas, que aparentan ser algo o que tienen planes demasiado malos para pasar un fin de semana. Yo también lo pensé muchas veces hasta que decidí darle la oportunidad a nuevas personas que podría conocer en la iglesia. El resultado: ahí conocí a mi esposa y a mis mejores amigos, gente con la que he vivido experiencias increíbles, me he reído con toda y hemos disfrutado cada momento sin exceso ni afanes. No todo ha sido perfecto pero han sido los mejores años de mi vida y de mi relación con Dios.

Por último, esto puede llegar a parecer un proceso largo pero es súper bueno cuando haces amigos que te animen a acercarte a Dios, que te cuiden y te ayuden y tú a ellos. Recuerdo pasar varios viernes sin plan porque no quería ir a emborracharme pero tampoco tenía amistades suficientemente fuertes de la iglesia que me invitaran a algún plan. Pero fueron pocos viernes, siendo intencional pronto los planes de viernes eran en mi casa con mis amigos cristianos, noches increíbles sin una gota de alcohol. No sabemos en qué ciudad estás, pero te animamos a buscar una iglesia y unirte a una nueva familia. Vale la pena y te ayudará a acercarte más a Dios.

Tags: , , ,
Serie Winning with money: con orden

Síguenos

Instagram
LinkedIn

Últimas entradas

Menú
A %d blogueros les gusta esto: