La mamá que tus hijos necesitan en tiempo de coronavirus

Mom in Training

Autor:

Este es un tiempo en el que tenemos a nuestros hijos en casa y queremos ser esas mamás perfectas de Instagram y Pinterest que tienen un horario/actividades, son creativas y su casa está impecable, pero ¿cuál es la mamá que realmente necesitan mis hijos?

Nuestros hijos no necesitan la mamá de la foto perfecta sino que necesitan la mamá que, a pesar de sus debilidades e imperfecciones, se esfuerza todos los días por amarlos, cuidarlos, enseñarles y hacerles de este tiempo uno de crecimiento y buenas experiencias. Apuntarle a ser mamás perfectas nos lleva a sentirnos inseguras, frustradas y desilusionadas, pues esa mamá perfecta no existe y voy a vivir queriendo ser algo que no es real.

Hoy traemos algunos tips para que seamos la mamá que nuestros hijos necesitan:

1. No te compares

En este tiempo en el que pasamos más momentos en casa es normal que veamos a mamás en fotografías o actividades de revista, muy diferente a la realidad que vemos en nuestra casa donde parece que cada plato sucio que lavamos se multiplica por dos o el piso está permanentemente cubierto por juguetes, galletas y demás inventos de nuestros hijos.

Es por eso que no debes comparar tu realidad interior con lo que otras mamás muestran en su exterior. Recuerda que en redes sociales sólo vemos lo que las personas quieren mostrar pero no la realidad al 100%. Dios te ha equipado con características únicas para poder ser la mamá que tus hijos necesitan.

2. Sé flexible

La mayoría de nosotras tiene una idea en su mente de cómo va a ser el día y, la verdad, es recomendable tener un horario, un menú, unas actividades para nuestros hijos y una rutina para nuestra casa. Pero cuando nuestros hijos llegan con ideas espontáneas debemos ser flexibles para atender sus necesidades.

Muchas veces le decimos «no» a las ideas o planes que nuestros hijos proponen simplemente porque no encajan en nuestro plan o no queremos más trabajo, esforzarnos más o limpiar más. Seamos sabías y busquemos encajar sus ideas dentro de nuestro plan, seamos flexibles para que la relación con nuestros hijos no se dañe, ellos no se aburran y nosotras no terminemos frustradas porque el día al final salió diferente a como lo habíamos planeado.

3. Disfruta

Vivimos en un tiempo en donde estamos bombardeadas con mucha información y podemos a llegar a sentirnos abrumadas. A veces no sabemos qué actividades escoger para nuestros hijos ni cuál es el mejor plan. Pero recuerda que así como tú has sido equipada con unas características únicas como mamá, tus hijos son igualmente únicos y puedes encontrar momentos únicos para disfrutarlos ahora que estás en casa.

Actividades espontáneas, no muy elaboradas, como bailar con tus hijos, entrar en un juego de mucha imaginación o simplemente sentarte con ellos un rato a verlos jugar, pueden llegar a ser momentos que realmente disfrutes y sean unos de esos recuerdos que quedan grabados para siempre. Disfruta a tus hijos, disfruta tu tiempo en casa, de sus canciones, chistes, ocurrencias y travesuras; disfruta de su temperamento y míralos con los ojos que Dios los ve. Disfruta ser mamá y haz de esta crisis una oportunidad para fortalecer tu relación con ellos.

4. Tómate tus tiempos

Está bien que quieres ser la mejor mamá pero no podrás serlo si no tomas tiempos para ti, tiempos para recargarte, para hacer tu devocional, leer algo, orar un rato, escuchar tu música favorita, en fin, descansar un rato.

Haz el esfuerzo de levantarte antes que ellos, tener un tiempo a solas con tu esposo cuando los niños se acuesten e involucrarlo a él en la paternidad. Dios te va a dar las estrategias correctas, la paciencia y la sabiduría para llevar este tiempo con calma. Sin Él no lo vas a lograr, no te desconectes.

Tags: coronavirus, Hijos, mamá
El Iron Man que tu familia necesita
Coronavirus: cómo tomar un alivio financiero sin arrepentirme

Síguenos

Instagram
LinkedIn

Últimas entradas