Si bien la deuda es peligrosa y puede robarle su libertad financiera, también puede ser de gran ayuda para hacer crecer sus proyectos.

La semana pasada vimos en nuestro artículo algunos Consejos para salir de deudas y advertíamos lo peligrosa que puede ser la deuda en la salud financiera de cualquier persona. Sin embargo, también recordábamos un refrán financiero que dice que «el que nada debe, nada tiene», haciendo alusión a lo útil que puede llegar a ser la deuda en la consecución de ciertas metas. Pero ¿Cuándo es buena la deuda? En BE Ministry hablaremos hoy de esto y daremos unos importantes tips a la hora de usar la deuda.

¿Cuándo la deuda es buena?

Habíamos advertido que la deuda de consumo es la deuda más perjudicial y peligrosa, pues, además de ser la más costosa, no se ve reflejada en bienes duraderos o con potencial de valorización. La deuda es buena cuando se utiliza de manera responsable en proyectos de inversión bien planeados, con flujos de caja que puedan soportar el pago de la deuda y/o en bienes con alta expectativa de valorización.

Consejos a la hora de considerar el uso de deuda

Dejando resuelta esta cuestión, en BE traemos unos importantes tips para tener en cuenta al momento de considerar utilizar la deuda para apalancar sus proyectos. Recuerde que si no es necesario, siempre será más rentable utilizar sus propios recursos.

1. Calcule la rentabilidad de su inversión teniendo en cuenta el costo del crédito

Hay un proverbio de la Biblia muy conocido que dice que «Los planes bien pensados: ¡pura ganancia! Los planes apresurados: ¡puro fracaso!«, por eso, es importante que a la hora de pensar en una deuda para apalancar su inversión o negocio, tenga en cuenta todos los costos relacionados y los escenarios que se puedan presentar. Si bien nadie invierte pensando en perder, es importante saber si está dispuesto y si podrá salir del peor escenario que se pueda presentar. 

Calcule el flujo de caja esperado con la inversión para saber si el negocio realmente podrá soportar el pago de las cuotas mensuales y la tasa de interés del crédito que está estudiando tomar. 

2. Invierta sobre activos de fácil recuperación

Como mencionamos en el BE Tip anterior, es importante pensar en los diferentes escenarios por lo que pueda pasar el negocio o la inversión y uno de estos es el de la quiebra. En un escenario de pérdida o quiebra, usted debe tener en cuenta que la deuda que tomó debe ser cubierta por el valor de recuperación de los activos, materiales o cosas en los que haya invertido. Es mejor endeudarse sobre activos que sean de fácil recuperación, es decir, que sea fácilmente vendidos para poder recuperar el dinero y pagarle al banco o acreedor. 

3. Nunca se endeude por el 100% del valor de la inversión

En relación con el valor de recuperación del activo, debe tener en cuenta que es muy difícil que el activo en el cual invirtió pueda ser vendido al mismo precio en el que lo compró, a menos que se trate de un bien inmueble, los cuales son propensos a la valorización aunque son más difíciles de convertir en dinero o efectivo. El carro o la maquinaria que haya comprado, lo más probable es que valdrá menos a la hora de venderlo para recuperarlo. 

Por lo tanto, si su deuda fue por el 100% del valor del mismo, a la hora de venderlo no le alcanzará para cubrir la totalidad del crédito y quedará con una deuda sin ningún respaldo. Ahorre para invertir y pida prestado máximo el 70% del valor de la inversión, aunque siempre aconsejaremos que entre más bajo pueda ser el crédito será mejor. Ahorre, es el mejor camino para tener inversiones más rentables.(vea Mil maneras de ahorrar un millón en un año y también Cómo crear y ejercitar el hábito del ahorro)

4. Al invertir en finca raíz tenga en cuenta los costos asociados a un bien inmueble

La inversión en finca raíz es una buena opción, pero tenga en cuenta algunos aspectos a la hora de hacerlo. Para finca raíz los bancos prestan máximo entre el 70% y el 80% y es importante tener en cuenta que invertir en finca raíz trae consigo costos como el impuesto predial, la administración, el mantenimiento, el seguro de arrendamiento o comisión de la inmobiliaria si decide arrendarlo, etc. 

Invertir en finca raíz no es soplar y hacer botellas, va a demandar, como cualquier inversión, que usted esté muy atento a la misma, viendo oportunidades de venta, arriendo o negocios asociados. Calcule si el mismo puede soportar el valor de la cuota o si usted puede hacerlo mientras el inmueble no esté produciendo dinero o flujo de efectivo. Ponga un horizonte o un tiempo límite para la inversión, pues a mayor plazo, más cuotas y costos asociados correrán y su rentabilidad será menor con cada día que pasa de más.

Categories: Finanzas

Deja un comentario

Related Posts

Finanzas

Coronavirus: cómo tomar un alivio financiero sin arrepentirme

En medio de esta crisis mundial por la pandemia del coronavirus COVID-19, hemos encontrado que una de las grandes preguntas es ¿Qué voy a hacer con los pagos de mis créditos?

Finanzas

3 tips financieros en tiempos de coronavirus

Al comienzo de año sin duda nuestros planes y presupuestos se veían muy diferentes a la realidad que enfrentamos a penas cerrando el primer trimestre del año y, claro, las finanzas han sido una de las áreas que mayor impactando han tenido en esta pandemia del coronavirus.

Finanzas

Consejos para salir de deudas

Andar endeudado es una manera de andar esclavizado. La deuda limita nuestra capacidad financiera al tener que destinar parte de nuestro presupuesto a pagar cuotas e intereses. Pero ¿Cómo salir de éstas? «El que nada Read more…

A %d blogueros les gusta esto: